DE PATEO CON TU BURRO

Si quieres acercarte a un animal tan fiel como es el burro, y crear una conexión con él, te recomendamos nuestra escapada al monte de Las Raíces. A ellos les encanta salir de ruta, les ayuda a estirar las patas y desconectar de la finca. ¡Y qué mejor que invitarles para que ustedes también puedan disfrutar de la naturaleza!

Los burros son animales agradecidos, dóciles, delicados, fuertes… Pero la conexión con el humano no ocurre siempre a la primera. Pasar tiempo y experiencias a su lado, hará que tu lazo con este animal se fortalezca, llevándote a un nuevo amigo al final del camino. Si no los conoces, no puedes imaginar la paz que te pueden llegar a transmitir!

¿QUÉ HAREMOS?

Caminaremos desde el Campamento de La Esperanza, hasta el área recreativa Las Raíces, donde haremos una pausa para desayunar y tomar algo (traer desde casa) y regresaremos por el mismo camino. Son 3 kilómetros en total, por un camino señalizado, con poco desnivel.

Asimismo les hablaremos sobre los burros, sus cuidados, y cómo no, ¡les enseñaremos cómo se abraza a un burro!

  • Pensado para grupos de amigos y/o familias con niños mayores de 7 años.

    El grupo es muy reducido para que podamos aprovechar la tranquilidad del sendero.

    Por ahora los burritos con los que haremos el sendero son: Andaluza, Luqui, Suso, Otto y Boo.

  • Lo máximo por burro serán 3 personas (niños/as mayores de 7 años). En caso de ser más, se tendrán que reservar más burritos. Esto hará que el grupo general en su conjunto sea reducido, siendo de una media de 10 personas.

¿CUÁNDO?

En Julio tenemos una selección de días disponibles.
Elige el día que quieres venir.

¿CON QUIÉN COMPARTIREMOS EL PASEO?

🫏 Los burritos con los que haremos el sendero son:
Luqui, Suso, Otto y Boo.

  • LUQUI

    El burro más noble, le encanta rozarse como si fuese un gato, es muy cariñoso. De capa negra, aunque con los rayos del sol, se pueden ver unos destellos marrones y rojizos. Uno de los más altos midiendo 110 centímetros.

  • SUSO

    Es nuestro burro majorero! Está entero, pero es muy tranquilo! Llegó directamente desde Fuerteventura y estaba acostumbrado a ir a muchas romerías, seguramente por eso tenga tanta disciplina!

  • OTTO

    Es el burrito más viejito que tenemos, aproximadamente unos 13-14 años y es el padre de Boo. A veces es un poco desconfiado aunque cada vez menos! Han tenido una vida algo complicada, llegando a estar abandonados en un barranco en Gran Canaria, pero ya pueden estar tranquilos lo que les quede de vida que seguramente se lo merecen.

  • BOO

    Hijo de Otto, con una capa un poco más clara. Menos desconfiado que su padre. Ambos con esa vida un poco complicada pero cada semana que pasan con nosotros, más agradecidos y con un carácter mucho más confiado.